Pin Parental

April 1st, 2020

Artículo escrito por Irene Gómez Fernández
 

Obra de arte por Maddy Meredith

El pin parental es una polémica ley que el partido Vox ha implantado en Murcia, comunidad autónoma en el sur de España. ¿Qué es Vox? Vox es un partido político que se fundó a finales de 2013 y que apenas nadie conocía hasta el año 2018 donde empezó a ganar votos y partidarios. Este partido es considerado de extrema derecha por la gran mayoría de la población española (e incluso por muchos medios de comunicación), aunque sus componentes lo nieguen. Vox apoya lo que considera los valores tradicionales de España, la tauromaquia y la caza, la familia tradicional formada por un padre y una madre, la monarquía y la religión católica. Además está en contra del aborto y de la eutanasia, y en muchos de sus mítines ha realizado discursos machistas, racistas, xenófobos y homófobos, entre otros. 

 

En el 2019 este partido ganó las elecciones en la comunidad autónoma de Murcia, una comunidad al sur de España, convirtiéndose así en el líder político de esta zona. Aquí es donde instauraron la medida del pin parental. Esta medida consiste en hacer firmar a los padres una autorización para que los hijos puedan asistir a las charlas y actividades organizadas por su centro educativo. Es decir, si esta actividad no entra dentro de los ideales de los padres, estos podrán decidir no autorizar al menor a formar parte de la misma, lo que puede derivar en que los alumnos obtengan una información sesgada basada en las creencias de sus progenitores y no una educación completa y diversa. En su propia página web indican que esta medida es: una solicitud que va dirigida a los directores de los centros educativos en los que estudian nuestros hijos, con tal instancia solicitamos a la dirección que nos informe previamente, a través de una AUTORIZACIÓN EXPRESA sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones morales socialmente controvertidas o sobre la sexualidad, que puedan resultar intrusivos para la conciencia y la intimidad de nuestros hijos, de tal modo que como padre o madre pueda conocerlas y analizarlas de antemano, reflexionar sobre ellas y en base a ello dar mi consentimiento o no, para que nuestro hijo asista a dicha formación. (https://www.voxespana.es/noticias/pin-parental-y-libertad-de-educacion-20180904)

 

Pero, qué es una cuestión moral socialmente controvertida, esto dependerá de la persona y familia a la que se le haga esta pregunta. Para muchos podrá ser una charla sobre el acoso escolar, o sobre los diferentes tipos de orientación sexual o sobre el feminismo, mientras que para otros estas charlas son necesarias, sobre todo ahora con todo lo que está pasando en la sociedad.

 

Las personas que están a favor de esta nueva ley en Murcia defienden que los hijos son suyos y que tienen derecho a decidir cómo educarlos. Pero esto no es completamente válido por varias razones. Primero, los hijos, las personas, no son una propiedad. Segundo, los colegios privados, los colegios católicos existen para que personas con ciertos ideales eduquen a sus hijos dentro de los mismos, pero los colegios públicos deben de educar en la igualdad y desde todos los puntos de vista posibles. Aplicar esta ley significa que los niños no podrán tener criterio propio, ya que recibirán una educación y una información solamente dentro de los ideales que tengan sus padres, que son los que autorizan (o no) que el hijo acceda a estas actividades. ¿Es ética y moralmente aceptable que los padres decidan lo que pueden y no pueden escuchar sus hijos? ¿Que los hijos no tengan la posibilidad de explorar diferentes opciones para poder establecer su propio criterio? ¿No permitir que los niños asistan a una charla contra violencia de género o acoso escolar es protegerlos o sobreprotegerlos?

 

Como profesora creo que esta medida coarta la libertad tanto de profesores como de alumnos. Los valores que cada familia enseña en su casa son decisión de cada familia y de los valores y convicciones que en ella tengan. Pero en la escuela los niños deben ser educados e informados de igual manera, atendiendo a la realidad y a los cambios que se producen en la sociedad en la que van a vivir y de la que van a formar parte. Meterlos en una burbuja y no informarles de que las personas transgénero existen, que hay niños con dos papás o dos mamás, que las personas del mismo género pueden amarse… es contraproducente tanto para ellos como para la sociedad en la que vivirán. Porque serán intolerantes e irrespetuosos con todo aquello que se salga del canon de normalidad que sus familias les han impuesto. Por no hablar de aquellos niños que sean homosexuales, por ejemplo, y crezcan en una familia homófoba. Además de no poder tener la oportunidad de ser libres en su propio entorno, tampoco podrán recibir ayuda e información en el colegio, un entorno que debería ser seguro para todos.

 

Como profesora no me gustaría que los contenidos que yo enseño tengan que ser censurados por los padres de mis alumnos, para qué me he estado formando durante tanto tiempo para ejercer mi profesión si ahora van a venir los padres de 20 alumnos a imponerme lo que debo enseñar y lo que no. Todos estos contenidos son previamente estudiados y aprobados por el consejo escolar y la dirección del centro, lo que quiere decir que personas profesionales en este campo ven correcto y educativo que ciertas charlas y contenidos sean presentados a lo largo del curso, no tiene sentido que todo esto se vea obstaculizado por las opiniones y creencias personales de los padres.

 

En redes sociales este partido político ha promulgado vídeos y noticias donde aseguraban que, en algunos colegios españoles, en las charlas de sexualidad, se obligaba a los niños a tocar el pene de una persona que estaba tumbada en el suelo y que servía como ejemplo para la charla. Muchos medios de comunicación se hicieron eco de esta noticia y comprobaron que esto no había sido en España. Más adelante, en una entrevista que le hizo una cadena de televisión a Santiago Abascal, presidente de Vox, se le indicó que el video que habían publicado en el twitter de su partido era falso, a esto el presidente del partido no supo muy bien qué responder y tras dar varios rodeos acabó confirmando que el video no era de un centro español, por lo tanto, confirmó en cierta manera haber difundido un bulo. Las noticias falsas juegan un papel muy importante a la hora de “reclutar” seguidores, muchas personas creen todo lo que escuchan y leen y no investigan si las informaciones son verdaderas o falsas. Muchos partidos extremistas a lo largo de la historia han aumentado su popularidad gracias a estas fake news.

 

No podemos educar a los jóvenes en la intolerancia, en la desinformación y en el odio a los demás. Debemos dar una educación desde el respeto y la realidad de la sociedad, esto no quiere decir que los profesores debamos adoctrinar a nuestros alumnos, por supuesto que no, pero deben tener toda la información posible para poder decidir qué quieren pensar y formar un criterio propio y libre. 

English Version

Coming soon...